Arrigoni Ingeniería y Construcción

Apoyando a los clientes en la solución a sus problemas

Apoyando a los clientes en la solución a sus problemas

Reparación chancador Codelco División Radomiro Tomic en parada de planta programada

“Cuando un cliente llega a nuestra empresa es porque está buscando un apoyo operacional y continuidad de los equipos, un trabajo especializado, acotado en tiempo, con calidad y seguridad asociada, apoyo permanente, en síntesis, busca un socio para solucionar un problema concreto”, asegura Mauricio Bravo, Gerente General de Arrigoni Ingeniería & Construcción (arrigoniconstruccion.cl).

Recientemente esta oferta de valor se hizo presente en el proyecto que Arrigoni Ingeniería & Construcción realizó para la división de Codelco Radomiro Tomic (RT). Este cliente venía sufriendo desmembramientos en la estructura de su chancador primario, dado los volúmenes de roca que estaba recibiendo. El tener que parar la operación de la mina para solo reparar este chancador significaba una pérdida de millones de dólares, lo que implicaría un daño importante en la producción. “En general, las minas realizan paradas de planta que duran entre 24 y 48 horas, lapso en el que se programan todas las mantenciones requeridas por las instalaciones y equipos, de manera de minimizar eventuales fallas y el impacto en la producción. Las compañías que participan en estas labores deben atacar la solución de manera eficiente, cuidadosamente planificada y con todos los recursos que se requieran. Es una cadena donde todas las partes dependen de todas”, explica Bravo.

El objetivo de este proyecto en particular fue convenido entre los ingenieros de Codelco Radomiro Tomic y los de Arrigoni Ingeniería & Construcción, y significó hacer un refuerzo estructural de toda la bahía del chancador con planchas de acero especial, que tienen una dureza excepcional. Para la solución, se diseñó una especie de forro para el chancador, de unos 15 m. de largo por 14 m. de ancho. La idea era poder prefabricar fuera de la mina esta estructura que le daría soporte al resto del chancador, disminuyendo lo menos posible su capacidad. El desafío era que había que hacerlo en un plazo muy exigente, pues ya estaba establecida la fecha de parada de planta.

“Nuestros ingenieros tomaron las medidas, en una construcción tipo pretil (que depende de las condiciones del terreno). Luego se dispuso de un equipo láser que levanta la topografía en un plano 3D, lo que es una tecnología vanguardista en ese sentido. Ello permite generar un traje a la medida, es decir, se diseña exactamente sobre la base de lo que existe para que la solución encaje de manera perfecta”, agrega.

Inicialmente se iba a desarrollar sobre planchas soldadas, pero dado el tiempo y la complejidad, se realizó una solución donde todo iba apernado y estas perforaciones se hicieron con una broca y un tratamiento especial, lo que permitirá hacer reemplazos si es necesario.

Este proyecto en específico requirió un diseño de ingeniería en un tiempo muy breve, con cálculos y decisiones muy presionadas por la fecha final. Se trató de un levantamiento de ingeniería que se realizó en el área de trabajo y con incorporación de alta tecnología.

La clave del trabajo de Arrigoni es dar continuidad operacional a cualquier cliente que lo requiera, pues al detectarse un problema, este debe ser resuelto inmediatamente. Ahí entra el equipo con una planificación exhaustiva y una rápida ejecución. Arrigoni Ingeniería & Construcción está preparado para dar soporte y continuidad en paradas de planta, para mantención o soluciones correctivas y en ambientes altamente exigentes.

“Nuestros clientes son del área de operaciones o mantención, que buscan la solución a un problema determinado, no es el cliente que quiere expandirse. La empresa le da un soporte a esa necesidad. Es por ello que Arrigoni Ingeniería & Construcción ha generado una experticia para apoyarlos en proyectos de mantención y corrección en parada de planta”, concluye Bravo.